Seguidores, sigue estos blogs!

lunes, septiembre 27, 2010

La preocupación… ¿valdrá la pena?



Recuerdo un almuerzo con un amigo que tenía un problema realmente significante, cuando termino de contarme su situación quede muda (el termino de contarme todo a tiempo de coger un panecillo y untarlo con mantequilla con mucho gusto)… sin saber que decir aquella época solo alcance a expresar la eterna frase “¡es una situación preocupante!” a lo que el me contesto “no, no me preocupa”….mientras seguía comiendo con mucho gusto, enfocando la solución que el había decidido…

Después de muchos años ahora me pregunto si valdrá en la vida la pena preocuparse al momento de tener problemas…quizás estas pensando, ¿pero que dices? ¡Claro que si!, ¿pretendes hacer de cuenta que nada sucede cuando las cosas son difícilmente tormentosas?....

Y la verdad es que vivimos en una sociedad que te enseña a preocuparte desde temprana edad con frases como “debes preocuparte es un problema difícil”…” ¿no te preocupa que pasara?”….”esta así porque tiene un problema, esta preocupado”…etc.……etc.……etc.….y si no pones cara de luna viene la eterna condena “¡parece que no le importa!”…

El Dr. Edward Podolsky, en uno de sus libros describe los efectos de la preocupación en la salud y como esta puede crear enfermedades como la presión alta, problemas en el corazón, diabetes, reumatismo, tiroides, ciertas ulceras, cáncer de colon, etc.….y esta información se encuentra sustentada por el Dr. Karl Menninger en su libro “El hombre en contra de si mismo”.

La preocupación si te mata por dentro….y eso no quiere decir que uno no busque una solución a su problema, pero si buscas la solución a tiempo de paniquear lo mas que puede pasar es que como es visto uno te generas muchos problemas de salud y dos ni siquiera puedes encontrar una solución efectiva por tu estado anímico, dejándote perdido en la nada, oscura y lúgubre vida! ……..y en ciertas ocasiones con pensamientos suicidas.

Me gusta el método sencillo y a primera vista obvio de Dale Carnegie en su libro “How to stop worrying and start living” en sus tres pasos aconseja
1. Reúne todos los hechos: Pero se realista, sobre todo pregúntate ¿que es lo peor que podría pasar? Y hazlo como buscando extremos. Jamás asumas. Enfrenta la realidad como es y no como quisieras que fuera. Colecta lo más que puedas de manera imparcial.
2. Analiza los hechos: Una buena base de hechos concretos es una mitad del problema resuelto, analizarlos queda mucho más fácil.
3. Decide: Una vez tomada la decisión actúa, jamás a estas alturas mires para atrás o te castigues con la duda. Y yo diría sobre todo se flexible en el proceso.

Bueno a esto yo le añadiría un paso final una vez evaluado el problema y tomada la decisión, mi ultimo paso seria “vive el presente” como decía Buda “Cuando practicas visión correcta y pensamiento correcto, penetras el momento presente tocando las semillas de la alegría, la paz y la liberación, estando presente también para los que te rodean, pues si no estas presente todo cuanto vivas quedara como algo irreal”.

Bueno, después del almuerzo con el amigo mencionado, este resolvió su problema, la verdad es que enfoco y enfrento muy bien su caso…y ahora se que jamás olvidare su presencia aquel día, porque además de no preocuparse el estaba completamente presente… ¡que bendición!

C.I. Black Wood recuenta su historia durante la guerra: “muchos problemas me cayeron de pronto durante la guerra…en mis negocios, en mi vida familiar; en mi sociedad. Ahora que los recuerdo me doy cuenta que ninguno paso en la magnitud que mi preocupación lo imagino. La perdida de mi granja por ejemplo no se dio gracias a una ley del gobierno ocasionando que deseara trabajar mas para crear mas pozos de agua, y el temor de que mi negocio, una escuela de negocios, se cerrara hizo que yo creara una división nueva que sin ese temor jamás hubiese podido hacerlo generando mas alumnos en lo posterior con veteranos. Y finalmente el hecho de que mi hijo se enlistara en la guerra, en ese caso me di cuenta que a veces existen problemas que salen de nuestro control, y en esos casos solo la esperanza y la fe puede mantenernos de pie mas que la preocupación, como lo hizo mi mujer quien preparaba panecillos calientes cada ocasión con la certeza del retorno de mi hijo…y así fue que llego el gran día, el día que mi hijo retorno de la guerra y felizmente panecillos calientes le esperaban sobre la mesa…” Esto nos enseña, dice Carnegie; que hoy es el mañana que temiste un ayer, pregúntate ‘¿Como sabes que esto que me esta preocupando realmente pasara en el futuro?

No es bueno preocuparse, “desaprende” el habito ese; es mejor solucionar y actuar cuando las cosas están bajo tu control y después vivir el presente plenamente; esos momentos de paz nos dan claridad y energía que nos ayudaran después a momento de retomar el problema, y mas que todo nos da libertad… ¿y que mas valioso tesoro que la verdadera libertad?

Hablando de libertad me uno a la protesta de mi amiga "Lully" en su blog "La verdad sobre JJRendón y bloguero Colombiano

26 comentarios:

SUSANA dijo...

Todo un desafío Pat. Ocuparse, adecuadamente, antes que preocuparse, es a todas luces, lo ideal.

Suele sucededer no obstante, que algunos acontecimientos (problemas) no vienen solos, incluso suelen presentarse muchos de una vez y el espíritu se resiente o dicho en otras palabras: nos sentimos abrumados e incapaces de tomar buenas decisiones.

Por eso calza tan bien tu Artículo. La puesta en marcha de una sencilla y efectiva receta. El adecuado diagnóstico que permite salvar vidas a los médicos, también es vital para nuestra vida cotidiana.

Besazo y Abrazo!

MAJECARMU dijo...

Patricia,hace unos minutos vine a leer tu post.Mi hija me pidió que le ayudara en los deberes y no pude acabar de leer...Pero,por arte de magia,telepatia o qué se yo, llegaste y recordé que,estábamos en la misma honda...!!
Te felicito por ese magnífico post,que nos induce a "tomar la sartén por el mango"y no temer al problema,sino analizarlo y resolverlo de la mejor manera.He visto fotos de tu otro blog,son muy interesantes.
Te dejo mi gratitud,mi abrazo y mi ánimo,amiga.
M.Jesús

Tawaki dijo...

Sin saber mucho del tema, supongo que la preocupación es la forma que tenemos de defendernos de los problemas.

Cuando somos capaces de manternerla a raya, ésta hace su papel de obligarnos a buscar soluciones y es positiva.

En cambio, cuando sobrepasa sus límites y dejamos que gobierne nuestra vida, se convierte en un lastre demasiado pesado que puede hacernos nanufragar.

Un beso.

Olga i Carles dijo...

La ocupación debería ser ante todo nuestro hacer habitual.
Con la preocupación andamos constate retraso.




Gracias.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Patricia:

Respetando todas las teorías que sobre el tema se han escrito, yo tengo por costumbre aplicar una que me ha funcionando muy bien: Lo realmente importante son las soluciones, no las preocupaciones.

Gracias por visitarme,

Abrazos.

Miguel dijo...

Hola Patricia.
Que maravilla poder disfrutar de nuevo de tus relatos.

Como dices, nos enseñan a preocuparnos desde pequeños en vez de enseñarnos a despreocuparnos, solo son tácticas sociales para tenernos controlados.
Una mente preocupada piensa el futuro en el presente y eso le impide avanzar.
Afortunadamente la vida nos enseña a poder aparcar las preocupaciones, nos enseña como el método que expones a afrontar una solución cuanto antes sin que el futuro se consuma en nuestro presente y sin que nuestra libertad se vea afectada.
Besos amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Toda mi vida he luchado, y lucho, contra el exceso de preocupación.
Quizás es mi sentido de la responsabilidad o mi infancia preocupada... no sé.

Creo que voy mejorando.
Poco a poco.

Besos.

Esther dijo...

No, no vale la pena pero, algunos somos cabezones... Pero, buenos consejos para intentar tener en cuenta e intentar aprender, que nunca dejamos de aprender.

Quizás la preocupación, nos mantiene en equilibrio y en sintonía con la realidad y lo malo, favorece que nos movamos más, la insatisfacción. Pero, es verdad, es mala para la salud, al igual que el estrés... No te lo discuto. Está bien tener todo esto en cuenta y además, ¿a quién le gusta la preocupación?

Saluditos.

thot dijo...

Impresionante post. Es digno de ser leído varias veces.
Me alegro muchísimo por tu vuelta :)
Un beso.

Armando dijo...

Hola:

Me uno a la lista de los que somos "preocupones", intento aplicar lo que tú aqui expones, pero siendo honesto no siempre lo consigo.


¡Dejo un saludo afectuoso!

Kako dijo...

Que buen título Patricia, tengo una preocupación muy grande y mira el título que leo.
No, no vale la pena si lo ves desde el punto que nada arregla, pero tampoco creo que sea tan normal quedarse como si nada.
Saludos y gracias por visitarme.

Conral dijo...

Muy buena entrada, Patricia. Tengo que volver para leerla más despacio pues quiero poner en práctica esas ideas. Necesito hacerlo y mira por dónde tú me diste los consejos. ¡Gracias!
Un abrazo
Conchi

Gizela dijo...

Patricia!!!!!!
Que bueno tu vuelta
No sé en que momento de mi viaje reapareciste y no lo noté hasta ayer noche, pero justo cuando salía.
Felizzzzzz
Pedazo de entrada, además tan útil, a demás de entretenida...
Pero la verdad que el comentario se queda corto...porque lo único que ahora, me da gusto es decirte
BIENVENIDA!!!!!!!
jajajaja
Besotesss amiga

thoti dijo...

A sus talmidim, Yahshúa les dijo: "Por esto os digo: No os preocupéis acerca de vuestras vidas; qué comeréis, o qué beberéis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. Porque la vida es más que la comida, y el cuerpo es más que la ropa. ¡Pensad en los cuervos! Ellos ni siembran, ni cosechan; no tienen almacenes, ni graneros, y YAHWEH los alimenta. ¡Vosotros valéis más que los pájaros! ¿Puede alguno de vosotros, por preocuparse, añadir una hora a vuestra vida?. Si no podéis hacer algo tan pequeño, ¿por qué os preocupáis por el resto?. Pensad en los lirios silvestres, como crecen; ellos ni hilan ni trabajan; mas, os digo, ni aun Shlomó, con toda su gloria, se vistió tan bellamente como uno de ellos. Si así YAHWEH viste la hierba que está viva en los campos hoy y es echada al horno mañana, ¿cuánto más, mucho más, os vestirá a vosotros? ¡Qué poca confianza tenéis!.. (Del libro del evangelio de Lucas, cap.12)

.. besos, Pat..

Hada Saltarina dijo...

Como suele decirse en los entornos de autoayuda: "Ocúpate, pero no te preocupes". Es difícil no caer en viejos hábitos, pero tras un breve tropezón resulta enriquecedor enfocar los problemas de la manera que dices.

Besos, querida amiga

Patricia dijo...

Susana:
Tienes mucha razon querida amiga, ocuparse antes que preocuparse, lo ideal!
A veces nos llega todo de una; es verdad, en esos momentos seamos conscientes de esa emocion (preocupacion) y dejemosla "pasar" (si solo la observamos llega un momento que cesa) y recomencemos a pensar en soluciones, tambien tengamos fe en aquello que esta fuera del control.
Gracias y besos,

Majecarmu:
Gracias por visitarme querida amiga, lo de la telepatia no lo dudo!! seguro estamos como dices en la misma honda...
Yo te agradezco a ti por tu amistad y te mando un besote fraterno,

Patricia dijo...

Tawaki:
Gracias por comentar amigo, en verdad la preocupacion significa: "Sentimiento de inquietud, temor o intranquilidad que se tiene por una persona, una cosa o una situación determinada" es decir que provoca ofuscacion e inquietud, bajo esas circunstancias es dificil poder actuar o solucionar apropiadamente cualquier problema por ende solo nos causa danyos (no hay n con palito) y malencias fisicas (salud). Siempre a de sobrapasar limites por eso debemos dejarla pasar y no dejarla governar,
besitos amigo,

Olga i Carles:
Bien dicho! con la preocupacion nos ofuscamos y no llegamos a nada, solo autoherirnos,
besos,

Patricia dijo...

Rafael Lizarazo:
Muy bien por tu teoria amigo!!
besos,

Miguel:
Asi es mi querido amigo, nos acostumbramos por habito y a veces va en contra de nosotros generando problemas mayores de los que enfrentamos muchas veces,
besos,

Toro Salvaje:
Yo diria que te mal acostumbraste a llamarla cuando tienes una situacion que va en contra de lo que quisieras que fuera, pero "desaprendiendo" a llamarla, la dejas de lado y vives plenamene,
besos

Patricia dijo...

Esther:
Me voy dando cuenta que la preocupacion no nos mantiene en sintonia con la realidad, muy por al contrario nos aleja de ella. La insatisfaccion o el movimiento hacia un objetivo se puede generar pero al mismo tiempo disfrutar del proceso :) y para ello no necesitamos de la preocupacion y tienes razon A quien le gusta la preocupacion?? nadie!!
besitos,

Thoti:
A mi me alegra mucho tu visita!
besos,

Armando:
No se consigue facilmente, nada que se convierte en habito se consigue eliminar facilmente pero con perseverancia e intentos todo es posible, vivir plenamente lo merece, y quien mejor para ayudar que a uno mismo?
gracias por venir!!
besos,

Patricia dijo...

kako:
Gracias por venir! tienes razon en cuanto no vale la pena, y eso no quiere decir que no se haga nada al respecto mas al contrario se puede hacer mucho y buscar soluciones u opciones pero con una mente tranquila que es donde se piensa mejor, como la mencionada en el post (una de las muchas que existen)
besos,

Conral:
Me alegra que te haya gustado amiga, regresa cuando quieras tengo tesito caliente y galletitas para ti,
besitos,

Gizela:
wow!! amiga que bien que retornas,
Tu comentario me dice todo, la amistad que siempre sentiste por mi y la sinceridad de tus lindas palabras que las siento en el corazon profundamente!
Eres bienvenida a mi blog y me alegra poder visitar el tuyo!!
besotes!

Patricia dijo...

thoti:
Que certero amigo!! En la Biblia se encuentran mensajes tan directos y claros cuando se los comprende bien que es una respuesta a cualquier duda mortal. Gracias por recordarme el pasaje!!
besitos,

Hadita:
A mi tambien me resulta a veces recordarlo luego de un tropezon, pero una vez en practica se vive mucho mejor, ya lo creo, gracias por venir querida amiga, te quiero mucho, respecto a tu pregunta al anterior post, te contesto aqui ya?
Dum spiro spero es latin significa: "Mientras respiro espero" y mas que todo quiere decir que mientras haya vida existe esperanza,
besos,

Maria dijo...

Hola Patricia
Bueno, yo soy de las que no se preocupan demasiado... casi nada.
Yo siempre pienso que todo va a salir bien.
Prefiero estar alerta y confiar (y porque no... tener un plan B, por si acaso).
Se extrañaban estos post tuyos, me encanta poder volver a leerlos.
Besos y muy buen fin de semana!

Patricia dijo...

Maria:
Me alegra tenerte de retorno en el blog, seguro unas vacaciones de suenyo y mas con ese caracter tan lindo!!
besos,

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Hi dear Friend!!

Mil gracias por tu apoyo con la causa noble que tuvo sus frutos y que enlaza a los bloguers de manera signif

Patricia dijo...

Lully:
De nada amiga, todos deberiamos apoyar causas asi
besos

Priscilla dijo...

This is great!