Seguidores, sigue estos blogs!

domingo, julio 05, 2015

Tu propia isla bonita



Algunos budistas, Zen, creen que existe una “Tierra Pura” donde la violencia, odio y discriminación fueron reducidos al mínimo. La tierra pura es como un refugio.

Para los cristianos este refugio puede ser Jesús, Dios, o la virgen María… o quizás la esperanza de que algún día entraran al Reino de Dios o al Paraíso…por una eternidad. ¿Cómo te imaginas luce ese paraíso?, ¿quizás hermoso, con tus requerimientos, donde están todos tus familiares o las personas que amas…quizás hasta mágico?...

¿Porque buscamos esa idea de un refugio? …o un paraíso lejano…

Bueno, independientemente de que creas o no en la existencia de un paraíso lejano, según Thich Nhat todos buscamos en cierto modo la seguridad de un refugio, quizás porque un día pudimos sentir la seguridad, alimento y protección en el vientre materno, nada podía preocuparnos pues todo nos era proporcionado… pero al momento de nacer empezamos a llorar al enfrentar el mundo como es. Desde ahí vivimos buscando un lugar seguro de protección. Si un problema o varios nos apena acabamos buscando ese “refugio”, ya sea en la familia, los amigos, el trabajo….el dinero…la bebida… las drogas…hum!… ¿cuál es tu refugio? O ..¿Quién es tu refugio?..¿Qué es tu refugio?

No hay problema, si el resultado te lleva al progreso espiritual y mental…te sientes feliz, con mucha más energía, amor, paz, compasión, ecuanimidad y sabiduría…wow!. Pero ¿que pasara si ese refugio se pierde? Si la familia, los amigos…se van, o se cansan o sus ideas no son las tuyas y solo te están imponiendo indirectamente…o si pierdes tu trabajo, tu dinero…y no mencionemos el alcohol y otros recursos…Te quedarías sin nada y caerías aún mucho más profundo en ¿la depresión? ¿La depresión se volvería tu refugio?...

La tierra pura para algunos budistas existe en el espacio y el tiempo, quizás en nuestra consciencia. El Buda enseñó: “Se una isla en ti mismo. Encuentra un refugio dentro tuyo”. Si por un momento dejas de escuchar tu mente y solo observas tu respiración, de pronto comenzaras a sentir como tu cuerpo reacciona de cierta manera, sientes calor o frio, molestia o cansancio…después de algunos segundos sentirás que alguna “agitación” va perdiéndose en cada respiración. A esto le llaman estar “consciente”…Al observar de manera consciente aprendemos a tocar este presente…tal y como es, sin evaluarlo, sin juzgarlo. Después de unos minutos, en algún momento podemos abrir las puertas a la serenidad, la paz….Para los budistas se puede acceder a esta tierra pura como un refugio practicando el estar consciente y pensar en las tres joyas del budismo.

Quizás algún día cuando te vayas de la tierra encuentres finalmente ese paraíso o refugio, pero para los budistas este refugio es transitorio, como una universidad donde practicas con un profesor y luego te gradúas y regresas a la tierra para continuar. Eventualmente descubres con el tiempo que ese paraíso en realidad está en tu corazón, y que lo tienes cerca de ti…lo tenías todo el tiempo…pero tu viaje a su encuentro es individual, cada ser tiene el derecho de seguir su propia travesía.

Cambio solo sucede cuando tomamos diferentes acciones, sería una locura hacer lo mismo y esperar diferentes resultados no es así?...Depak Chopra afirma que no somos seres humanos que tienen una experiencia espiritual, en realidad somos seres espirituales que tienen una experiencia humana…Quizás es verdad, quizás valga la pena darle la oportunidad al alma de manifestarse. Y qué mejor que arreglar la cita en tu propia isla; maravillosa y paradisiaca (no creo que le guste mucho si el encuentro es en una prisión de dolor?..ops!)…No somos nuestro cuerpo, ni si quiera nuestro pasado, no somos la opinión del resto…ni si quiera lo que experimentamos es tal y como lo imaginamos.

A veces los que practican budismo son motivados de crear una “mini-tierra pura” en su ambiente. Físicamente; crear un lugar donde puedan compartir su alegría, sus conocimientos y su felicidad…practicar con otros, con amigos o con estudiantes…Afirman que si llevas la isla bonita en tu corazón…tu tierra pura, quizás también puedas crear esa isla en tu ambiente, ayudar a otros…

Como sea, quizás exista un paraíso cuando dejemos la tierra, quizás no…pero a lo mejor valga la pena de vez en cuando viajar a tu isla bonita…o empezar por crear una...aquí y ...ahora…

8 comentarios:

Genín dijo...

Yo ya tengo mi tierra pura, mi isla, lo es mi ranchito, y mi refugio soy yo mismo, no soy creyente, me gustaría serlo de cualquier religión, no importa cual, como lo fui hace muchos años, la verdad es que es un chollo creer en todas esas cosas que vendrán al final de esta vida, yo no hago mal a nadie, no rezo por que no tengo a quién, no tengo miedo a la muerte, espero que no sea dolorosa y cuando llegue, un dia de estos, me iré en paz y...se acabó todo, ya he tenido mi buena cuota de vida y no me quejo, ¿Para que? pero si hubiera algo mas, me gustaría encontrarte por ahí... :)
Besos y salud

Conral dijo...

Crear tu propia isla bonita. Es una idea magnífica. A mí me encantaría encontrarme con mis seres queridos el día que me vaya de aquí, con mi madre, con mi padre... y tantas personas que ya se marcharon. Si fuera verdad seguro que temeríamos menos a la muerte. Sabemos que forma parte de la vida, pero es muy duro irse y ya está...
Por eso me gusta la idea de crear nuestra propia isla bonita aquí y ahora. No esperar a irnos...
Te dejo un fuerte abrazo. Cuidate y sé feliz allá donde estés.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Patricia, me alegro de verte por aquí, amiga...
Estoy de acuerdo en que somos seres espirituales, que vivimos experiencias humanas...Debemos encontrar ese equilibrio entre lo humano y lo divino, entre cuerpo y alma. La meditación, la oración, la reflexión son muy importantes para lograr encontrar esa isla interior, que nos proporciona paz y plenitud, amiga.
Mi abrazo de luz y mi cariño, Patricia.
M.Jesús

AMALIA dijo...

Qué maravilla poder tener una isla bonita!!

Quizás,cuando me vaya, pueda volver a abrazar a mis personas tan queridas y que tanto añoro.

Muy bella reflexión.

Te mando un beso y mis mejores deseos

**kadannek** dijo...

Eso es lo que me encanta de ti y de tu blog, que se vuelve una especie de refugio para todos quienes navegamos en busca de respuestas, consuelo o verdades.
Gracias a lo que escribiste me sentí inspirada para querer hacer una reflexión al respecto, no sé si la publicaré luego o si la guardaré dentro de mí. Como sea, es hermoso sentirse inspirado.
Ciertamente somos seres espirituales viviendo experiencias humanas y no al revés. Es el alma o la esencia quien solicita un vehículo físico y no el cuerpo quien solicita ser habitado.
Hay muchos tipos de refugios, la mayoría momentáneos o inestables. Y aunque fuesen estables, como una familia amorosa y comprensible, no parecen más reales que la fortaleza en el interior.

Nerina Thomas dijo...

La he encontrado - a esa isla bonita - en mi corazón. Ya sexagenaria claro. Sigo "mirando" , y es verdad está en nosotros.
Un enorme abrazo Patricia!!

Giancarlo dijo...

Un felice fine settimana per te...ciao.

Esther R dijo...

Interesante. Me encantó el pensamiento de Chopra, también.

Yo siempre pienso en escapar y mi playa favorita, lejos de mi ciudad y provincia, es también un refugio, aunque debí haber sospechado lo del corazón, creí notar algo, pero a veces, ando un poco despistada para prestar atención.

Tu post me hizo recordar que siempre acabábamos por regresar a los orígenes, al menos, en varias cosas.

Feliz veranito (bueno, no sé si por allí será verano, ni dónde andarás exactamente, pero por lo menos, aquí sí... entonces, te digo, mejor que, feliz estación) :)