Seguidores, sigue estos blogs!

martes, junio 24, 2014

Una idea de la felicidad





Por azares del destino asistí a la celebración de cumpleaños de un millonario admirado y respetado en muchos círculos. Cumplía 80 años y por lo que demandaba la ocasión el lugar lucia varias mesas de muchas delicadezas culinarias. A penas pude llegar a una de ellas, mi falda larga, típica de acá (llamada sarung) y para la ocasión no me permitía mucho movimiento…además de ajustarme demasiado parecía que un paso, cortito y gracioso…para mi...era un gran logro.

Al final, cuando lo había logrado; parada ya frente a una de las mesas; estaba impresionada. Tantos bocadillos que parecían completamente desconocidos para mi…trate de “escoger” lo visualmente apetitoso pero una flor brillosa llamo mi atención al punto de tentarme a cogerla y admirarla preguntándome si se trataba de un dulce, o era de ¿alguna mezcla culinaria? AaagH!!...¿Quizás una joya? …Después de todo quizás una excentricidad mas de este millonario!!!...

Me distrajo el suspiro casi adolorido a mis espaldas, grande fue mi sorpresa al darme la vuelta y encontrarme frente a frente con nadie más que el cumpleañero…”di algo, lo que sea…cierra la boca, no te quedes callada! Gritaba mi mente”…Y lo dije casi tartamudeando: “Felicidades”…el me vio, entre sonrisa fingida con una mueca…escuche sus gemidos otra vez y solo una frase “Estoy enfermo, muy cansado”…Con los nervios de lado pude ver una mirada muy triste, los ojos realmente son la ventana del alma si los observas bien…los de él eran una ventana de tristeza, insatisfacción..

Ignorándome completamente, casi haciéndome a un lado un grupo de hombres se le acerco y se lo llevaron a otra esquina del lugar…preguntando me entere que eran sus hijos.

El hombre tenía 7 esposas y como era de esperarse 20 hijos; perdí la cuenta del número de nietos…:)

Estaba enfermo, sí; por ello aparentaba mucha más edad… no tratamiento aun de los más avanzados podía rescatarle. Se contaba que sus hijos contaban los días, se contaba de una pelea entre ellos por la sucesión de su puesto dada la poca claridad de los papeles y reglas. Sus enemigos también querían saltarle a la competencia y mucha gente ya comenzaba a cuestionar el uso de su fuente monetaria.

¿Porque esa mirada? ¿Como era posible? Aparentemente el hombre tenía todo cuanto se admira en la sociedad: Dinero, poder, muchas mujeres, hijos…

A veces perdemos control en la euforia de los sentidos; ellos suelen ser nuestros peores enemigos. La felicidad puede tomar dos caras, la engañosa que nos brinda placeres temporales en los que olvidamos el sufrimiento…pero no dura…y la felicidad verdadera.

El hombre del cumpleaños solo entrego dinero por sexo; obviamente ¿que mujer podía aceptar conscientemente y con amor otras mujeres (sin imposición o interes)? ¿Complacerle sin importarle su felicidad? ¿Que hijo podía amarle si jamás entrego tiempo o amor? ¿Valores? El mismo había “corrompido” su propia familia. Ahora entiendo porque se cuenta en la historia de hijos que mataban a sus padres por un reinado.

Quizás sus propios amigos eran en realidad sus enemigos. Y en eso se habían convertido sus esposas.

Los sentidos deberían ser nuestros guías y no ser nosotros sus esclavos. Si, lo se… todos lo sabemos; pero a veces lo olvidamos. En budismo se llama la visión correcta. Tenemos una idea de “felicidad”, y creemos que solo ciertas condiciones nos harán feliz. Pero es generalmente nuestra idea de felicidad lo que nos previene de ser felices. Necesitamos ver profundamente nuestras percepciones de la realidad para ser verdaderamente libre de percepciones erradas. La visión correcta no es una enseñanza, ideología o incluso un camino. Es la visión que tenemos de la realidad de nuestra vida. En nuestro medio y bajo cada condición que vivimos de familia, sociedad, experiencias, etc. Es difícil explicar una naranja para quien jamás la ha probado decía Buda, solo practicando encontraras tu verdad.

Entonces; ¿abandonar las ambiciones y los logros económicos? Para nada. El problema es que nos acostumbramos a ver solo el negro o el blanco ignorando el punto de color opuesto en cada uno decía Lao Tzu. Porque no aceptar por ejemplo que se puede ser millonario ¿y aun ser feliz? ¿Tener un gran avance espiritual y humildad en el corazón? El problema es que muchos se apegan a lo material convirtiéndose en todo cuanto despreciamos y solemos relacionarlo solo debido a su riqueza monetaria. También que los grandes líderes espirituales ya no encuentran ningún interés en placeres mundanos.

Lo importante es no dejar corromper tu alma en consciencia de la verdadera felicidad sin apegos a la seguridad…así no existirían suicidios cuando lo pierden todo. Consciente de que la riqueza monetaria quizás te de placeres pero temporales y jamás la felicidad. Si te planteas conseguir objetivos es posible o no que los alcances, pero si te planteas “crecer” interiormente, no pierdes ningún objetivo porque comprendes su naturaleza. Y no estoy hablando de solo objetivos monetarios. 

En taoísmo se dice que si deseas sentirte “completo” debes aprender a vaciarte primero y si deseas renacer debes dejarte morir.

Deje la flor misteriosa de retorno en su fuente, y partí. Al salir me pareció escuchar el grito de aves de rapiña dando vueltas…a la espera de su presa…me estremecía.. y.. mi falda tan incómoda, larga y apretada…me sofocaba. Cada dia se aprende algo nuevo...nuestra vida es un constante aprender.

Camino a casa escuche “Aun existe esperanza”.

Y me dije: no existe razón para que no seas feliz, no existe nada que te impida para que empieces a buscarla...

16 comentarios:

Gabriela dijo...

Siempre he creído que la felicidad son momentos, chispazos que nos hacen dar cuenta de que lo importante es lo que tenemos, no lo que nos hace falta.

Genín dijo...

Si, siempre he pensado que la felicidad está en el "equilibrio" los excesos producen la infelicidad, tanto la abundancia como la carencia monetaria.
Se anda mas ligero por la vida sin falda que impida ni oprima... :)
Besos y salud

Mª Jesús Muñoz dijo...

Patricia, muy interesante esa experiencia, que te sirvió para reflexionar...El hombre a veces se apega a lo material y se olvida del sentimiento,que le eleva el espíritu y le hace grande...Las personas, que le rodeaban eran simplemente cosas materiales,que había coleccionado,pero no había conseguido ser rico interiormente...Su enfermedad y su dolor delataban la pobreza y tristeza de su alma...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por compartir,Patricia.
M.Jesús

unashorasdeluz dijo...

Hola Patricia!
Cuando puedas pásate por mi blog que hay una cosita para ti.
Un abrazo.
Júlia

**kadannek** dijo...

Empatizo con la tristeza que te produjo el hombre. Me ha hecho recordar y pensar que uno y sólo uno es dueño de sus actos, uno se gana la fama, uno mismo fabrica su reputación; En resumidas cuentas, uno es responsable de la forma en que vive su vida.

Para mí, al contrario de lo que dices y dicen otro, la felicidad no se encuentra, se construye; Es una herramienta para transitar nuestro camino más placenteramente sin desenfocarnos demasiado de las misiones que tenemos. Claro está que no es una herramienta tan fácil de conseguir, hay demasiadas distracciones.

Me encantó tu entrada. Sé que lo digo con frecuencia, pero es que me refresca mucho leerte.

Mucho éxito en tus viajes y aventuras.

MariCarmen dijo...

Muy buena reflexión, en realidad lo material y el poder usado sin bondad, sólo trae corrupción, miseria, decadencia, enfermedad y tristeza.
Prefiero compartir generosamente lo poco que tengo que se multiplicará en bendiciones de amor, salud y prosperidad.

La dicha de vivir sea con tigo amiga.

Saudades8 dijo...

La felicidad está en las cosas pequeñas no en poseer, cuanto más livianas son nuestras necesidades más ricos seremos.

Besos,

Conral dijo...

Patricia, estás llena de experiencias. Me ha gustado leer lo que nos cuentas y sí, al final siempre aprendemos algo. Y lo mejor es que podamos seguir buscando la felicidad, allá donde estemos, por encima de las riquezas materiales.
Un abrazo. Te deseo lo mejor.

Hada Saltarina dijo...

"Si te planteas conseguir objetivos es posible o no que los alcances, pero si te planteas “crecer” interiormente, no pierdes ningún objetivo porque comprendes su naturaleza." ¡Cómo me ha gustado tu post. Tienes una habilidad para ir penetrando en el tema profundo que tratas a partir de lo aparentemente intrascendente que me fascina, la verdad. Bellísimo tu post....¡¡¡y tu falda!!!
Besos

Maria Bombones dijo...

Hola Patricia
Cada persona tiene un ideal de felicidad que con el tiempo se va dando cuenta de que no se encuentra donde la va a buscar...generalmente está siempre cerca, en las cosas simples de todos los días, que se olvida de disfrutar.
Mil besos y se feliz!





alp dijo...

Desde luego estupenda experiencia..una vivencia...la gente muchas veces no sabe lo bonito que es disfrutar simplemente con escuchar el mar...un beso desde Murcia...

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Hemos de elegir ser Felices siempre, es nuestra Sagrada Realidad.



Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Te dejo mi abrazo inmenso y mi recuerdo, Patricia. Espero, que todo vaya bien,amiga.
M.Jesús

AMALIA dijo...

Siempre he pensado que la felicidad está casi siempre en las pequeñas cosas.

Un gran escrito y una gran experiencia. Me ha gustado mucho.

Un beso grande.

comida campestre dijo...

Que hermoso relato, que gran lección de vida. Vaciarse y vivir como si no importara el resultado, asi debe ser.
Felicidades por este hermoso blog que tienes!!!!!!!!!!!!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Creo que esta dentro de nosostros, la paz interiror, Patricia un placer leerte, un abrazo.J.R.