Seguidores, sigue estos blogs!

sábado, febrero 22, 2014

Wu wei; el arte de fluir



Una de las grandes enseñanzas del taoísmo es la del “Wu-wei”. Wu significa no y wei significa acción. En otras palabras es la enseñanza de la “Inacción”.

¿Es decir meditar? No. ¿No hacer nada? Tampoco.

Lao Tzu nos enseña que debemos aprender a poseer la cualidad de observar en silencio, aprendiendo a escuchar tanto nuestra voz interior como las voces de nuestro ambiente de una manera receptiva, sin interferir. De esta manera aprendemos a no solo escuchar nuestro intelecto y lógica para informarnos que hacer. Sino que además desarrollamos y confiamos en nuestra "intuición" como la conexión directa entre nosotros y el universo.

Entonces, Wu Wei es eso.... fluir con la vida.

Muchas veces el cuerpo nos demanda actuar sin lógica como por ejemplo un dolor intenso de cabeza nos empuje a ser agresivos. Otras son las emociones quienes nos obligan a actuar sin ningún bien, como cuando por celos infundados podemos destruir una relación. Y finalmente otras veces la lógica nos empuja a actuar sin observar claramente las emociones por ejemplo. En realidad nunca nos detenemos a "observar" cada parte...

En fin, pareciera que corremos por la vida en grupo, al mismo paso apresurado, atormentados por la hora. 

Wu wei sugiere detenerse a observar, así aprendes a actuar cuando debes hacerlo, en perfecta armonía con el universo. No significa no hacer nada pero aprender cuando hacerlo, de manera que uno fluya con la vida y no en contracorriente.

La vida es compleja por naturaleza, fluye y cambia todo el tiempo. El taoísmo sugiere "fluir" con esa complejidad guardando energía como fuente de poder. A veces no hacer nada, es hacer algo como cuando regamos una planta con la suficiente cantidad de agua y luego la dejamos crecer sin interrumpir...el "no actuar" ya es ayudar...

Cuantas veces trabajamos soñando con las vacaciones y una vez en vacaciones nos las pasamos pensando en el trabajo que dejamos “apilándose”....Soñamos con ser felices cuando seamos millonarios o cuando lleguemos a tal o cual puesto político o gerencial....Nos la pasamos suspirando por el pasado que se fue o por lo que se perdió. O pensando en el futuro incierto...

El budismo le llama “vivir en el presente”. Si amas, ama con todo tu corazón en este instante, si deseas ser feliz, selo ahora tal y como es tu presente…no necesitas de placeres como el dinero o el poder para ser feliz. Vive la vida en toda su amplitud porque es un regalo.

La verdad es que uno nunca sabe cuándo dirá adiós a este cuerpo, pueda ser a tus 90’s o mañana. Debo haber olvidado que se siente. Lo que si se, es que en este misterioso viaje llamado vida…lo único que podemos atesorar es el tramo vivido en paz interior y felicidad....vivir plenamente las experiencias que fortalecen y purifican nuestro carácter, y vivir honesta y de manera alegre las relaciones y recien aprendi que vivir plenamente el amor es lo mas importante en la vida.

Esta semana sentí como si una fuerza externa me alejara de todo…raro…entonces decidí fluir en wu wei…a veces es bueno hacerlo...fluir con la vida....fluir con el presente y vivirlo plenamente....

“Si estas deprimido estás viviendo en el pasado. Si este ansioso estás viviendo en el futuro.
 Si estas en paz, entonces estás viviendo en el presente.”
 -Lao Tzu-

13 comentarios:

Gabriela dijo...

Sí, a veces no actuar ya es suficiente ayuda. Dejarse llevar, es la mejor solución en algunas circunstancias.

Genín dijo...

Dejas un interesantísimo material para la meditación :)
Besos y salud

MariCarmen dijo...

Quiero vivir en paz y tranquilidad con migo y mi entorno, el hoy es hoy.
Me ha gustado mucho, gracias por compartir Patricia.

Feliz fin de semana.

Maria dijo...

Hola Patricia
Muy buena enseñanza nos dejas hoy...
siempre es necesario reflexionar y el "no actuar" es una opción muy sana.
Me encantó la frase final.
Puedo intuir que estas viviendo un presente muy especial...disfrutalo mucho amiga!
Mil besos.

Conral dijo...

Querida Patricia, hoy me vino estupendo pasar por tu blog y leer esta entrada. Este mensaje lo hemos leído, lo hemos escuchado, nos lo hemos dicho una y mil veces, pero seguimos viviendo en el futuro o en el pasado. ¡Cuánto nos cuesta vivir el presente y vivir amando ante todo!
Yo pasé una mala semana y este fin de semana me sentí muy cansada. Venir y leer tu entrada me ayudará a empezar mejor la semana.

Un abrazo muy grande. Cuidate y sé feliz.

Hada Saltarina dijo...

Como siempre, me aportas paz y sabiduría. Con este texto me has hecho pensar en la importancia de la observación. Sí, actuar sin más no es de sabios -excepto en momentos de urgencia, claro. Observar desde diferetnes aspectos, emocional, racional... es lo sabio.

Gracias, Patricia, por tus textos. Besos

AMALIA dijo...

Me encantaría poder encontrar la paz y la serenidad para vivir tranquila.

Esta entrada es espléndida.

Te mando un beso.

Helma dijo...

Aprendo a tantos de regreso a Lao Tzu. También es muy importante confiar en sus instintos. Un blog muy agradable e informativo Patricia.
Que tenga un buen semanas :-)

unashorasdeluz dijo...

Un buen artículo Patricia.
No resistirnos, fluir; no vivir en el pasado ni en el futuro...estar en paz es estar en el presente...Leyendo esto he sentido energía de paz.
Gracias.
Júlia

PEPE LASALA dijo...

Me ha encantado leer lo que aquí escribes Patricia, porque no lo conocía y me ha parecido muy interesante, así que muchas gracias. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Patricia, tu post nos detiene en el camino...Nos invita a fluir, a escuchar nuestra voz interior..a intuir la voz del universo en nuestro corazón...En el silencio aprendemos el "arte de fluir..."de llenarnos de paz, de vivir el presente con intensidad y ser conscientes de la luz,de la respiración,del silencio, que nos habla siempre y nos deja su lección y su presagio...Precioso, amiga...Te dejo mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu buen hacer y tu sabiduría.
M.Jesús

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Actuar con precipitación es vivir en la muerte.


Un abrazo.
Gracias.

Julie Sopetrán dijo...

Fluir y dejarte llevar en este vuelo eterno de la vida...