Seguidores, sigue estos blogs!

domingo, diciembre 16, 2012

Pelea sin miedo



Nhat Thich decía que “si la ola podría sentir, se sentiría muy feliz cuando se eleva y muy triste cuando cae. Quizás le dé un complejo de inferioridad cuando cae a la arena o quizás sienta un sentimiento de superioridad cuando se eleva...pero solo cuando toque su verdadera naturaleza será cuando descubra la verdadera libertad”.

Hoy le vi por prácticamente la última vez, asistí a su reunión de despedida y sin mucho deseo por dialogar por alguna extraña razón decidí partir, dejar el lugar….para mí era el hermano que no tuve, o el padre consejero que siempre sabía que decir, fue el apoyo y el consuelo, las risas y el juego…quizás a veces no entendemos bien porque las cosas suceden tan súbita e inesperadamente, y es en esos momentos que buscamos solo una cosa: ……huir en pánico.

Hui y me perdí en un centro de compras pensando que podría olvidar pero aun así no podía si no sentir una especie de miedo y pena interna, ese sentimiento me domino tanto que acabe corriendo al baño de mujeres mientras las lágrimas corrían por mi impotencia, por mis miedos, por infiltración de ratas que son capaces de quitarle una oreja a cualquiera por un queso y por la situación que debería enfrentar casi sola…llore sin darme cuenta que una señora me miraba parada frente mío…sus ojos me acariciaban el alma y no sé porque al verla no pude sino abrazarla y llorar en su hombro…si, me desfogue, me vino súbitamente y no la vi venir…..luego de unos minutos cuando todo paso….me detuve. Por unos segundos sus hermosos rasgados ojos asiáticos se quedaron fijos en los míos…sin hablar…son los ojos el espejo del alma…los suyos eran un regalo de paz. Acerque mis labios a su frente y le di un beso de agradecimiento, nos sonreímos como si supiéramos que todo iría bien y al final me lave la cara y partí.

En tiempos de lujo casi nos preocupamos muy poco de las cosas pero cuando vienen los problemas el miedo hace que veamos el mundo con lentes obscuros, nos sentimos vulnerables frente al riesgo como si el peligro o el problema fuese demasiado grande para soportar; es normal. Somos animales destinados a reaccionar en miedo…lo anormal es llevar esa actitud hacia un estado de pánico, inacción, depresión o peor aún dejar escalar la situación al punto de pensar en dejar la vida o dedicarse a una coctelera de vicios…y entiendo que cada problema tiene su peso en la vida de las personas, pero no es el problema en sí pero el miedo y actitud con la que lo enfrentamos.

Las palabras de Roosevelt “lo único que debemos temer es el miedo” me recordaron que no era la primera vez que había sobrellevado un problema…generalmente lo olvidamos, pero si vemos el pasado veremos la cantidad de situaciones de riesgo de las que salimos solos, los retos, las personas conflictivas y las enfermedades…también olvidamos la gente que conocemos quienes enfrentan situaciones inimaginables con un ejemplar valor…el mundo se ha convertido en un suelo competitivo así como las economías creando una paranoica actitud ansiosa hacia el futuro….en pánico nos encerramos en una celda con tan solo pensamientos negativos que llamamos “reales”…nos escudamos en la falsa impresión de ser “realistas” para no enfrentar la situación con valor y una actitud más audaz y no convencional.

John F.Kennedy decía “No demandes que puede hacer un país por ti, más bien demanda que es lo que puedes hacer por tu país”. Vivimos bajo el amparo y protección de varios entes, el sistema nos acostumbra a esperar protección continua y cuando algo sale mal acabamos culpándolo a todo y todos. La verdad jamás deberíamos pedir a nadie nada. Depender solo de nosotros mismos, no culpar a los padres si nuestra infancia no fue como hubiésemos querido ni tampoco caer en esa sobre protección de la familia que sin quererlo nos convierte en un pequeño bonsái, dejando tan solo en el alma el enorme roble que un día quisimos ser. No me entiendan mal, es bueno dar y recibir….es solo que la verdadera fortaleza y libertad proviene de una autosuficiencia completa. Es la verdadera naturaleza de la ola la que le hace libre, es nuestra propia naturaleza de ingenio y confianza en sí mismo lo que nos da libertad.  Es triste ver que muchos manipulan otros seres por poder o dinero, o que dependen de circunstancias y gente cuando la verdadera libertad proviene de tu interior. Si en tu camino te encuentras con gente magnánima devuelve el gesto con igual moneda. Distribuye conocimiento y acéptalo si te es donado, procura dar más que recibir y si tienes la suerte de conocer un gran y verdadero amigo; regalo divino, procura entregarle lo mejor de ti y ten por seguro que aunque deba partir siempre tendrás un lugar calientito y feliz en su maravilloso corazón…

Les dejo una canción que suelo escuchar cuando se que "llueve" pues solo Dios puede calmar la pasajera tristeza.

“Aprendí que el coraje no es la ausencia del miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo” 
-Nelson Mandela-

13 comentarios:

Gabriela dijo...

Es cierto: recién en tiempos de escasez nos damos cuenta de lo mucho que teníamos cuando creíamos que no teníamos nada o nos preocupábamos por cosas que, en realidad, no son tan necesarias.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Un Texto lleno de buenas y sanas Reflexiones. Me ha gustado, entre todas, el pensamiento de Nhat Thich.
La Vida es eso...Luchar y nunca desfallecer, envalentarnos ante nuestros miedos y contar siempre con la verdadera Amistad, como aliado de lujo.
Un abrazo.

Genín dijo...

Tuve una primera parte de mi vida laboral en la que trabajé en una empresa familiar, me gustaba mi trabajo pero me lo habian puesti ahí para que lo hiciera,era una suerte porque me gustaba y lo hacia bien, pero llegó un momento que quise lanzarme a buscar trabajo en la calle, estaba seguro que haciendo lo que hacían gente menos protegida que yo seria capaz de labrarme un futuro, un buen futuro, y me lancé sin miedo, eso me llevó a vivir en varios paises y aprendí idiomas, triunfé y me sentí realizado, esto fue importante porque aunque ahora estoy jubilado y no con muchos recursos, me permite estar feliz en mi "reposo del guerrero" porque quemé las etapas de mi juventud una a una sin dejar ninguna atrás que no exprimiera totalmente, por eso miro atrás y mis recuerdos son buenos y me sacian...
Besos y salud

Mariangeles Ibernón Valero dijo...


Un texto con mucho y buen contenido.
La vida es una lucha constante, no debemos caer ni desfallecer...siempre tendremos a nuestro lado gente que nos de el suficiente amor, para empujar en las penumbras.
Me ha encantado, buenísimas reflexiones. Pasa feliz semana... y un beso muy dulce...por aquello de la navidad...jajjajajjaj....CUIDATE GUAPA...MUACKKKKkkkkkkisss

Maria dijo...

Hola Patricia
A veces sucede que cosas que parecían eternas, de pronto...así, se terminan...el dolor es inmenso, insportable, pero hay que seguir adelante.
El miedo es una especie de desafío o de prueba para que enfrentemos y que podamos crecer en nuestro interior...para ser más fuertes, más libres y más resistentes.
Muchas gracias por la música...casualemente acá llueve un montón...
Mil besos y mil gracias por tus interesantes reflexiones.



Ricardo Miñana dijo...

Hola Patricia, tus textos siempre
llenos de sanos pensamientos.
que en estas fechas tan señaladas la ilusión y la esperanza llamen a la puerta de tu hogar.
¡felices fiestas!.

David C. dijo...

Excelente reflexión.

Felices Fiestas!
Paz, amor y sabiduría.
Saludos
David

Hada Saltarina dijo...

La lluvia momentanea en el corzón nos hace más humanos; pero no permitas que se convierta en tormenta.

Tienes razón, los acontecimientos que vivimos sin duda nos afectan -no se trata de que seamos insensibles-, pero lo importante es nuestra propia reacción a los mismos.

Como siempre, un placer leerte y meditar contigo. Besos

Ignacio Santana dijo...

Muy buena entrada...un gran abrazo y Feliz Navidad, Patricia!!! ;)

Gumer Paz dijo...

Hola Patricia. Bonitas lineas y la canción ni te cuento! con lo que me gusta la lluvia... El remate el el pensamiento de Mandela. Todo Genial. Feliz Navidad de todo corazón. Un beso

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Hemos de ser prudentes y usar siempre el discernimiento.



Un abrazo.

dotdos dijo...

A tantos kilómetros de distancia y sin haberte leído ayer escribí: amor, coraje, valentía... ¿casualidad?...
Mis mejores deseos para 2013 Patricia! un abrazo

Miguel dijo...

Hola Patricia.

Que bonito post y cuanta verdad nos muestra.

Hay una frase que me gusta utilizar:

“Cuanta cantidad de realidad eres capaz de asumir”

Pienso que cuanto más real sea nuestro aprendizaje menor será el miedo a enfrentarnos a la verdadera verdad de la vida y por supuesto mejor preparados para enfrentarnos a nosotros mismos.

Adiós gente magnánima.

Besos mil.