Seguidores, sigue estos blogs!

domingo, abril 08, 2012

El miedo pasivo



Mi mente hablaba y hablaba constantemente, tenía varias dudas….un sentimiento de culpa profundo, un sentimiento de resentimiento……¿cuándo comenzó este frio rio entre nosotros? ¿De donde nació? ¿Porque cambio tanto todo entre ambos? por más que corría sin parar mi frustración no se detenía…pero en algún momento me detuve y me dirigí a otra división del gimnasio…suspendido del techo colgaba un costal de boxeo, me le acerque y sin pensarlo comencé a darle varios puñetes hasta que mis manos se cansaron y un pequeño dolor en los nudillos me detuvo empujándome y dejándome caer al frio piso. Mis mejillas se bañaban en sudor y lágrimas…mis manos aun dolidas taparon mi rostro como lo haría un ángel que me pedía amor…amor por mí misma…

Pasaron algunos segundos de silencio profundo y de pronto un enorme y muy conocido sentimiento se apodero de mi…”el miedo”.


El miedo lo domina todo, toca cada persona desde que abre los ojos a un mundo completamente nuevo. Es un sentimiento de prevención y sobrevivencia pero se supone que luego de apartarnos del peligro debería esfumarse…lastimosamente en la actualidad muchos convertimos al miedo en una cómoda cobija que nos aísla, nos inmoviliza y nos detiene bajo la excusa de sentirnos “protegidos”…algunos caen en cobijas en formas de adicciones, relaciones fallidas, la ira o la depresión (Jacques Lacan decía que la agresión es la mejor manera de esconder nuestra debilidad y vulnerabilidad al dar una apariencia ilusoria de poder) …La gente se llena de miedos, miedos al fin del mundo, a las crisis económicas, al terrorismo, a los cambios climáticos, al crimen….y la lista crece así como crece nuestra ansiedad…

Esta semana se recordó la pasión de Cristo y el miedo que el sintió en el monte de los Olivos…y se recordó también el valor que él nos enseñó al enfrentar su dolor, al poder compartir con quien le traicionaría y al enfrentar aun a sabiendas de todo cuanto le pasaría la situación sin huir....solo.

Quizás muchos sentimos ese suelo frio de algún lugar en la vida…para mí fue un momento para detenerme a evaluar. No podía evitar el miedo por eso le di la bienvenida… pero luego de algunos instantes le pedí que me dejara. Le dije que me pararía sola, que curaría mis heridas y que haría lo que muchos hacen y me enseñaron que luchando se puede marcar tu historia…”enfrentar” de la mejor manera posible hacia una solución....aun esto involucre hacerlo solos....y es verdad que en muchos momentos nadie nos da la mano...

Recordé aquellos que aun con miedo lucharon por un ideal, aquellos que ante lo imposible no se detuvieron, aquellos que levantaron toda una nación bajo circunstancias increibles…recordé a muchos individuos…muchos que nos dejaron una lección...

A veces el cambio trae miedos, el temor al futuro incierto genera ansiedad. Pero si nos apegamos a todo acabamos tan inflexibles como una vara de madera que se rompe fácilmente al menor problema…si en cambio abrigamos el futuro como una cebada que se dobla ante el intenso viento nos abrimos a un inmenso mundo de posibilidades, oportunidades y retos que solo nos hacen más fuertes.

Y así fue que aquella tarde al terminar mis ejercicios me duche cantando la canción “Try it on my own”…si, suelo cantar bajo la ducha pero no te recomiendo escucharme :) 

15 comentarios:

Maria dijo...

Hola Patricia
Siempre me quedo reflexionando con tus entradas y tienen mucho que ver conmigo (y supongo que con mucha gente tambien)
Yo siempre tuve miedo a muchas cosas, pero ese miedo nunca me paralizo, por el contrario, es un desafio que enfrento cada dia...y a veces gano.
Muchas gracias por esta y todas tus entradas.
mil besos y felices pascuas.

Maria dijo...

Hola Patricia
Siempre me quedo reflexionando con tus entradas y tienen mucho que ver conmigo (y supongo que con mucha gente tambien)
Yo siempre tuve miedo a muchas cosas, pero ese miedo nunca me paralizo, por el contrario, es un desafio que enfrento cada dia...y a veces gano.
Muchas gracias por esta y todas tus entradas.
mil besos y felices pascuas.

Marinel dijo...

Nacemos,vivimos y morimos con el miedo persiguiéndonos.
En ocasiones nos arrebata la decisión de enfrentarnos a él y sucumbimos.En otras lo ignoramos sabiéndonos enfrentar a su desdicha.
Besos.

Gabriela dijo...

El miedo es parte de la vida, y creo que hasta cierto punto es normal. Lo grave es cuando el miedo nos paraliza al punto de no vivir ni respirar por culpa del miedo.

Hada Saltarina dijo...

Tienes razón, el miedo que puede ser una ayuda en determinados casos, se convierte en una cárcel limitante en la mayoría. Afrontar los retos exige mucho valor, y ya sabes que te admiro.

Besos

OZNA-OZNA dijo...

gracias por regalarnos tan bellas y profundas letras, besinos de esta admiradora que se queda en tu morada sin esperar ser molestia.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Controlar el miedo...
Siempre lo adherimos a los demás, a lo externo, sin darnos cuenta de que és siempre nuestra própia sombra.
Quien se da cuenta de ello es un Verdadero CRISTO.



Un abrazo.

David C. dijo...

Patricia:
Muy buen artículo por la manera que expones tus puntos de vista, que los comparto. Realmente vivimos tiempos de miedo, pero también son tiempos precisos para cambiar el mundo hacia bien, aunque todos digan lo contrario.
Saludos
David

Adoyma dijo...

A veces, en ocasiones, solo dos sentimientos te hacen estar con otra persona: la pena y el miedo, pues bien no se cual de los dos me harian sentir peor, si causar pena o tener miedo.

A veces, en ocasiones, es bueno decir:
"I can't go back to being someone else, not anymore".

Gracias por tu comentario en mi blog, pasare más despacio por tu blog de fotografía.
Un cordial saludo, y es "saludable" cantar, al margen de ser o no buena en eso, bajo la ducha porque se desprenden "muchas toxinas".
Feliz fin de semana.

MAJECARMU dijo...

Patricia,el miedo forma parte de nuestra humanidad y quizá la clave está en aceptarlo y seguir adelante "toreando la vida"como hacen los toreros.Cuando aceptamos los sentimientos y los miramos en perspectiva se van transformando poco a poco.No debemos paralizarnos,sino tratar de seguir adelante.
Mi felicitación por tu bello y profundo post,amiga.
Mi abrazo grande y mi ánimo siempre.
M.Jesús

dotdos dijo...

Hola, Patricia
¡Qué placer leerte! Espero que hagas el dulce de leche y me comentes como te quedó.

El miedo... el miedo a conocerse a uno mismo y el miedo a la libertad... si conseguimos superarlos ¿puede haber otro miedo?

Besos!

LA ZARZAMORA dijo...

Miedos, rebeldía, cobardía...
Según los días.

Besos, Patricia.

Miguel dijo...

Hola Patricia.

Nacemos con el miedo y aprendemos a vivir con el por que desde pequeños nos educan con el en tantas facetas de la vida, luego nos dicen que tenemos que superarlo pero sin explicar el como….que incongruencia no?
Cuando superas esos miedos regalados y los expulsas fuera de ti, te das cuenta de que todo es una falsa, el miedo fuera de ti no existe, todo era un engaño.

Bonita canción, a ver si un día de estos nos pones alguna tuya desde la ducha.
Besos mil.

Mercedes Ridocci dijo...

Este escrito es muy bueno.

Quién aguanta más los vientos fuertes: ¿el roble o el junco?

Un abrazo.
Mercedes

Anónimo dijo...

J'ai vraiment voulu livrer un concept pour vous remercier pour les conseils et les astuces de Nice vous postez sur oxigenoparaelalma.blogspot.ru. Mon temps sur Internet apparaissent en a maintenant été récompensés par des stratégies utiles pour échanger avec ma famille et amis. Je prétendre que nous fait lecteurs sont vraiment choyés de vivre dans une communauté incroyablement utile avec certains individus avec des points très perspicace. J'ai vraiment l'impression vraiment reconnaissante de se faire découvrir le site web et semblent venir de beaucoup de moments divertissants supplémentaires lire ici. Merci beaucoup encore pour une bonne part de choses.