Seguidores, sigue estos blogs!

martes, mayo 03, 2011

Noche de tacos altos

Eran las 7 de la noche en Miami…a penas caía la noche, como una chiquilla me moría por salir con mis amistades…a mi mente llegaban las palabras de mi madre: ”tus primeros pasos fueron pasos de baile”..su imagen se borraba con la presencia de mi hermana que interrumpía mis sueños.

”vas a ir asi?” me pregunta mi hermana arrugando la nariz como si se la molestaran con una pluma…¿Sii?…¡si!? Le conteste limpiando una manchita imaginaria en mi vestido…

Ella desaparece de mi vista y al cabo de unos minutos mi hermana regresa con un par de zapatos nuevos, enseñándomelos con una sonrisa me dice: “Te los compre hace un tiempo atrás…anda, pruébatelos!”…”jo jojo…joye! Que taquitos!...” ella me susurra al oído…”de ganadoras”…De adolecentes solíamos pensar que los zapatos planos eran solo de perdedoras ….y al recordarlo me dejo callada…bueno en realidad ya no importaba; ¿quien mide el criterio de unas chiquillas soñadoras en aquellas épocas? ahora me gustaba ver mi hermana riéndose como lo hacia de niña…y bueno tuve que pagar mas que usar unos zapatos de taco alto…también se metió a decorarme el rostro mientras nos reíamos como adolescentes contándonos historias del pasado…y ya tocaban la puerta…

La cena paso entre bromas y anécdotas…la alegría se convirtió en bachatas, salsa y cumbia…de pronto ya estaba recordando viejos pasos de aprendiz entre esas expertas y ni mis zapatos de tacos altos pudieron impedirlo……entre giros, saltos y sacudidas ya no sabia si era yo o el gato sonriente de Alicia en el país de las maravillas!

Pasamos una noche de baile visitando otro lugar donde el pasado se entremezclaba con el presente…y fue en aquella canción que aun no olvido que el me tomo de la mano y suavemente me llevo a bailar…”pareces Disco Stu”! le dije riéndome…a lo que el me contesta ”Y tu pareces la mujer mas bella que he podido ver”…desarmando mi sonrisa infantil como un cristal que cae al suelo…“porque existen de los que te acarician con un pétalo de rosa?”…¿porque existen de los que suelen ser tan dulcemente románticos?...sus palabras solo saben emanar miel y dejarte pensando ¿que pudo crear un ser tan dulce?

La música aun me incitaba a dejarme llevar por sus dulces melodías. Quería celebrar la alegría de sentirme viva, soñar que era única y vivir ese presente…vivirlo para jamás olvidarlo (como el cada día)…pero mi presente no era solo ese momento y la música…estaba el…en un instante nos encontramos frente a frente y sus labios repitieron la letra de lo que bailábamos “I will do anything to be your everything”…mientras me miraba fijamente…entonces el tiempo se detenía…los ojos son el reflejo del alma y no son necesarias las palabras…un frio escalofrío recorrió mi espalda… “si eres mi mejor amigo, si me has visto en mis peores condiciones…hasta he llorado en tu hombro como una cría…para mi eres un ángel, un héroe, un genio…y ahora…ahora un hermoso ser parado frente a mi”…desearía poder hablar…pero las palabras no me salían…estaba completamente muda…

Ante mi silencio anonadado…de pronto sus manos trabajadoras y con alguna herida de su traviesa infancia recorrieron mis hombros hasta llegar a mis labios…sellando con ambos pulgares las palabras que no querían nacer…entre la confusión…solo un abrazo podía cerrar la noche mientras la música seguía su curso…pero esta ves no escuchaba música…solo el latir intenso de su corazón..

Acabo la noche y varias sombras se iban a dormir al amanecer…mi grupo aun cantaba…sin sentido… y yo, claro yo, en medio de un todo y la nada…esta ves con mis zapatos en la mano…¡todo tiene un limite hermana!

Asi, después fue que el destino me llevaba de regreso al avión…de la ventana podía observar lo absurdo de las percepciones…”esta ves es todo o nada” me decía…voy a arriesgarlo todo, y puede que no resulte, puede que todo se vaya al suelo y el final de este loco proyecto el resultado me de un golpe en el estomago como un rebelde mal agradecido!”…ya…en cuyo caso me quedaría vender papitas fritas en algún cine o robarle las nueces a las ardillas de los parques…haaaa

Mis pensamientos los interrumpió una dulce jovencita con mi almuerzo en la mano, al reclinar mi mesa me doy cuenta de un error fatal y sin dudar le dije a la dulce jovencita antes que partiera “¿me podría alcanzar unos palitos por favor? “…(¿como se puede comer comida asiática sin ellos? pensé)…la muchacha sonríe y recoge mis cubiertos para dejar mis palitos….una asiática de mi lado se había quedado inmóvil observándome con un trozo de pollo en sus palitos…le sonreí cortésmente inclinando mi cabeza…ella sonrío de regreso y regreso su mirada a sus alimentos…

“Agh!!”… Me puse a pensar en un suspiro doloroso…”me quede con las ganas (suspiro)…con muchas ganas del paragliding en Tucson”!.....y asi no se si nosotros o la tierra se hacían mas pequeñas… mi destino cambiaba de rumbo…c'est ma vie

11 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

¡Que lindo sueño de amor!
Tus palabras me han parecido muy cinematográficas.

Un abrazo
Mercedes

Gabriela dijo...

Me gustó mucho, salvo la parte de los tacos. Nunca he podido usarlos y, felizmente, no los necesito.
:D

Genín dijo...

Yo le llamaria una entrada muy femenina, desprende delicadeza y destila fineza.
Me ha gustado.
Es curioso, nunca he comido con esos palillos, debe de ser dificil hasta que uno acostumbra a los dedos ¿No?
Besitos y salud

Hada Saltarina dijo...

Ante todo felicitarte por esa vena literaria que tienes y que te hace escribir cosas como: "decorar el rostro", para hablar del maquillaje; o "sus manos trabajadoras" para describir la seducción. ¡Qué bonito!

Y luego... luego lo hablamos entre amigas. Muchos besos

La Zarzamora dijo...

Un tierno relato Patricia.
Ahora me pongo yo unos tacos así y me mato...
Besos.

Gabriela dijo...

Gracias por tu comentario. Y claro que puedes poner mi blog en tu lista de amistades. Gracias por la deferencia.
Saludos desde Lima.

Maria dijo...

Hola Patricia
Que hermosa y tierna historia de amor!
Las miradas, los silencios... un momento eterno.
Me gusta como lo contaste, terminé de leer con un suspiro.

Los tacos altos son incómodos, pero quedan muy bien.

Mil besos y muy buen fin de semana!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Patricia:

Vaya tremolina, cuántas cosa pueden pasa por culpa de unos zapatos de tacón alto... de todas maneras fue una noche genial.

Muy bonito tu relato, gracias por visitarme.

Abrazos.

Torcuato dijo...

Y todo por unos lindos zapatos. El caso es que ella lo creía así.
Un beso, Patricia.

Mr Bonkei dijo...

Hermoso e interesante relato, donde las palabras justas, van de la mano con los sentimientos . Todo en una magnifica conjunción de palabras .

Námaste .

Javier dijo...

Nunca comprendí como os resultan cómodos esos zapatos con el tacón tan alto.
Personalmente pienso que no son de triunfadoras, son de masoquistas.

Saludos.