Seguidores, sigue estos blogs!

sábado, mayo 31, 2008

¿Estas seguro que existe "La Realidad"?


Hace un tiempo atrás me sentía muy deprimida, era la época que aun vivía en Bélgica. Recuerdo que aquel día maneje mi bicicleta por la ciudad para calmarme pero nada parecía alegrarme; mi mente solo se esforzaba en recordarme las malas cosas del momento que estaba pasando. Vivía en una ciudad llamada “Gante” cuyo centro cuenta con una Iglesia antigua llamada “San Bavos” (Sint Baafs) que fue donde me dirige en mi bicicleta aquella tarde tan gris como mi estado anímico. Camine por sus fríos y semi oscuros pasillos casi desiertos y me senté en un banco intentando centrar mis pensamientos. En ese momento un señor que parecía ser el que limpiaba me vio y me dijo “Napoleón también visito esta Iglesia…” desviando mis pensamientos. El hombre hablaba español a mi sorpresa y fue así que aquella tarde emprendimos una conversación. El parecía saber mucho de la historia de la Iglesia. Luego de conversar con el me fui a casa a tomar café caliente, la verdad me sentía mucho mas animada.
Al día siguiente decidí comprar una caja de chocolates (“Godiva” mis favoritos) como muestra de mi agradecimiento al único que en mi momento de depresión compartió una charla conmigo. Al llegar a la Iglesia, el no estaba, lastimosamente no recordaba su nombre, la verdad creo que no nos dijimos ni el nombre. Pregunte por el en la secretaria de la Iglesia (puede que no recuerde nombres pero un rostro jamás se me olvida) pero la persona que allí atendía en tono seco y brusco me dijo que nadie con esa descripción trabajaba en la Iglesia.
Era una mañana soleada pero muy fría, tenía la nariz y las orejas como congeladas. Camine unos pasos y me pregunte “Era este hombre real?” Regrese en varias ocasiones a la iglesia pero jamás volví a ver al individuo. Comencé a darme respuestas “lógicas” como que se trataba de alguien que trabajo allí por corto tiempo y la secretaria amargada no lo conoció…O que fue el amigo de alguien que limpiaba y decidió remplazarlo… o estupideces como que era un turista que quizás llevaba un paraguas lo suficientemente largo como para parecer una escoba!… bueno siempre me cuestione el como ese individuo conocía tanto de la historia de la Iglesia… En fin; quizás muchas personas durante su vida, en algún momento, en cualquier edad, se preguntaron… “¿Fue esto que me paso real?”…”¿Fue esa persona o esa cosa real?” …debo confesar que yo en algún momento me pregunte “¿Son los ángeles reales?”…Un físico, especialmente un físico cuántico me diría “posiblemente son reales!”…
La física cuántica es un tema contemporáneo que prácticamente esta revolucionando el mundo. Primero que solo estudia las posibilidades. Segundo que aunque sabe que existe un observador… no sabe “quien” es el observador y finalmente que en vez de pensar en cosas uno debe pensar en posibilidades.
La película ¿Y Tú qué sabes? (What The Bleep Do We Know?); cuya idea original fue de William Arntz, físico que quiso unir sus pasiones: la ciencia, la espiritualidad (el es budista), el cine y los ordenadores; presenta una explicación filosófica y científica de la teoría de la Física cuántica. Entre otras cosas remarcables de la película, la misma menciona que el cerebro procesa 400 millares de información pero solo somos conscientes de 2000 y eso recrea nuestra mente, cuerpo, ambiente. De hecho tu cerebro no discierne lo que es realidad de lo que es imaginario, si ves un objeto tu cerebro reacciona de la misma manera que si cerraras lo ojos y te imaginaras ese objeto. Entonces pareciera como si tu cerebro “calificara” ambos objetos ¿como reales?
Según la película estamos” acostumbrados” a ver lo que creemos que es real. Como si de niños nos dijeran esto es real, esto otro es irreal… Todos creamos realidad y curiosamente los efectos de la realidad. En palabras de Amit Goswani, profesor de física en la universidad de Oregón, el comportamiento de las macropartículas cambia o varia dependiendo del observador: “cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”.
Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios… ¿Sera que las expectativas de “tu” como observador también influya en la “realidad” de cómo estas observando tu vida? Te has detenido por algún momento a pensar si lo que estas juzgando o lo que estas “categorizando” es: ¿al menos “real”? Como la causa de una pelea, tu posición en tu trabajo, tu pareja…o ¿la razón de tu depresión?...
En fin, la física cuántica se esta utilizando en varias ramas de la ciencia de hecho según el periódico El País (El Pais-La Fisica revoluciona la Informatica ):

“El ordenador cuántico puede ser el futuro de la informática, pero también su pesadilla. Los expertos investigan nuevas tecnologías para construir ordenadores que dejarán en ridículo la capacidad de procesamiento de los actuales. Esas máquinas aprovechan las leyes de la mecánica cuántica para la computación y, en lugar de bits, se basan en algo llamado qubits”.


En la medicina, (Ciencia - Fisica Cuantica) la teoría cuántica es utilizada en campos tan diversos como la cirugía láser, o la exploración radiológica. La tele portación de los estados cuánticos (qubits) es una de las aplicaciones más innovadoras de la probabilidad cuántica, si bien parecen existir limitaciones importantes a lo que se puede conseguir en principio con dichas técnicas. En 2001, un equipo suizo logró tele portar un fotón una distancia de 2 km, posteriormente, uno austriaco logró hacerlo con un rayo de luz (conjunto de fotones) a una distancia de 600 m., y lo último ha sido tele portar un átomo, que ya posee masa, a 5 micras de distancia...

Al comenzar la película “Y tu que sabes” el profesor Fred Alan Wolf, Ph.D de la Universidad UCLA menciona “La verdadera clave para vivir no es estar en conocimiento pero estar en el misterio. Y al terminar la película sus palabras son “Cuanto mas quieres experimentar?”…

2 comentarios:

amor y libertad dijo...

me ha fascinado lo que has contado del hombre que habló contigo, e incluso más allá de toda teoría, pati: lo que cuenta es la esperanza, cuando algo inexplicable y bueno nos sucede, más allá de lo real o lo irreal, lo importante es que hay esperanza, es que no hay que deconsolarse, es que más allá de lo real y de lo explicable, hay esperanza, todo lo demás importa menos

te beso mucho mucho

santi

Patricia dijo...

Me has dado un alivio con esto de la esperanza mi querido amigo. Tienes razon, la esperanza es como el motor de la acciones.
Un beso enorme tambien