Seguidores, sigue estos blogs!

lunes, marzo 26, 2007

Las seis razones de porque es mas fácil reaccionar con ira que con paciencia


Según el autor Ronald T. Potter, las personas tienden a ponerse mas rápidamente furiosas por las seis siguientes razones:


1. Poder y Control: Como un niño que desea “inmediatamente” la solución, y se pone a patalear, las personas se enojan y gritan porque quieren poder y control sobre la situación. Pero su poder dura poco, luego pierden amistades, cariño de familiares y otros. Los que viven con ellos viven atemorizados y escapan a la mas mínima oportunidad ..así es, opóngase a pensar, el poder solo dura un tiempo, y genera alejamiento, solo infunde miedo y quizás odio.
2. Irresponsabilidad: Así es, las personas que se irritan rápidamente lo hacen porque le dan la “responsabilidad”de su rabia a terceras personas, con frases como “ella me hizo renegar, el hizo todo para ponerme furiosa, los niños me hicieron renegar”, la verdad (y apoyo al autor) la rabia es una “opción” y estar o no enojado es una decisión personal. Nadie te esta arruinando la vida, solo TU.
3. Pobre habilidad de comunicación: No puede dialogar porque no sabe como, entonces se irrita pues es mas fácil. A tomar un curso de cómo aprender a dialogar y escuchar!.
4. Evitan los sentimientos propios o de otras personas: Para muchos la rabia es el único sentimiento posible. Se dicen a si mismos “Quiero ser amada (amado) pero tengo miedo, me hace vulnerable, me puedes lastimar, así que mejor te muestro que tengo rabia fácilmente, así mantienes distancia, …espera! No, la verdad es que te amo y no te quiero lejos, no me dejes!..” …….Por favor! Honestamente cree que alguien se quede a su lado para siempre con esa actitud? Si ama a alguien DEMUESTRESELO dejando su rabia de lado para pensar.
5. Habito: Toda su vida se puso furioso mas rápidamente que cualquier otra cosa, entonces se convierte en un habito difícil de romper.
6. Rabia y adrenalina: Como un adicto, muchas personas “disfrutan” de ese sentimiento de rabia momentáneo que la verdad produce adrenalina y se convierte en una adicción a la emoción.

Bueno, ahora lo sabe, por fin entiende porque le gusta ponerse furioso(a), pero ahora es momento de cambiar, de optar por una NUEVA VIDA, sin peleas, sin llantos, sin ese amargo sabor que queda luego de una rabieta, como cuando un adicto esta conciente y piensa porque debo caer? Disfruto un instante pero después de eso que me queda? Cuanto mas pierdo? Hasta cuando seguiré con este problema?
No se preocupe, necesita aprender a alcanzar la paz, la paciencia, ese estado mental que dura y no es momentáneo. Continuemos en nuestro camino juntos, aprendamos a ser pacientes poco a poco. Sigamos esta jornada hacia una nueva vida.

8 comentarios:

Amor dijo...

a mí me gustaría encontar algo que me hiciera enfadarme menos, una paz interior permanenete, un despertar, algo, o
amor

Amor dijo...

* permanente

Azul... dijo...

Por eso yo cuento hasta 500... en números romanos!

(o=

Otro bessito!

Patricia dijo...

La paz interior la encuentras conociendote a ti mismo, analizandote y entendiendote.

MTB TETUAN dijo...

Esta mañana me he enrabietado con mis empleados y ahora me siento muy solo.....Gracias por describirlo.

azul... dijo...

Gracias por la visita y tu comentario, espero que cuando te reencuentres con los tuyos sea un momento mágico,lleno de amor... ¡Buen viaje!

Un besote

Anónimo dijo...

Mi marido se pone muy furioso y muy a menudo. Y descarga la rabia contra mí. Por cosas que hagan los niños, o el perro. Hoy ha sucedido, el perro se ha comido la carne que el sacó de la nevera y me llamó al trabajo muy enojado, pasó cerca de mi trabajo cuando plegué y no me esperó, y cuando llegué a casa, estaba dormido y no me ha vuelto ni a mirar. Tiene un genio muy vivo y se enfada terriblemente por cualquier cosa. Estoy siempre un poco sobresaltada. ¿Esto es normal?

Patricia dijo...

Creo que es necesario que dialogues con tu marido,honestamente y sin pelear, no me parece normal que vivas sobresaltada, seguramente ambos pueden encontrar soluciones conjuntas.